15 cosas que ver y hacer en Copenhague


Copenhague es una de mis ciudades favoritas de Europa. Accesible, bien comunicada y con la mayoría de lugares de interés relativamente cerca, la capital de Dinamarca es un destino ideal para hacer una escapada de 2 o 3 días.


Si te estás planeando una visita a la ciudad, hoy te cuento los 15 lugares que no te puedes perder en Copenhague, más algunos consejos con los que preparar el viaje:





1. Pasea por Nyhavn, el canal más famoso de Copenhague. Fue construido a finales del siglo XVII como entrada marítima al centro de la ciudad, y desde entonces, se ha convertido en su zona más representativa. Sus casas de colores, terrazas y barcos de madera hacen que sea un lugar para pasear a cualquier hora del día.



2. Recorre Strøget, la calle peatonal más larga de Europa. Une las Plaza del Ayuntamiento y Kongens Nytorv, albergando todo tipo de restaurantes, cafeterías y tiendas de souvenirs.




3. Pasea por Hojbro Plads, una de las plazas más importantes de la ciudad. En ella encontrarás la estatua ecuestre de Absalon, el guerrero y religioso al que se le atribuye la fundación de Copenhague, así como restaurantes, cafeterías y terrazas en las que sentarse a tomar algo.



4. Visita la LEGO Store. Se encuentra en la calle Vimmelskaftet (uno de los tramos de Stroget) y es una de las tiendas de LEGO más completas del mundo. En ella, además de poder comprar todo tipo de productos de la marca, encontrarás varias maquetas y recreaciones (incluida una del centro de Copenhague) hechas con sus figuras. Aunque no es excesivamente grande, merece la pena detenerse y echar un vistazo.





5. Visita Tivoli, uno de los parques de atracciones mas antiguos del mundo. Además de su noria, montañas rusas o famoso Star Flyer, merece la pena visitar tanto los jardines como sus edificios inspirados en otras culturas (la Pagoda China o el palacio árabe). Dependiendo de la temporada, la entrada al parque varía desde las 100 a las 120 coronas (unos 15€, sin incluir el precio de las atracciones). Especialmente recomendable en Navidad.





6. Encuentra la estatua de la Sirenita, uno de los símbolos de Copenhague. Basada en un cuento de Hans Christian Andersen y realizada por Edvard Eriksen, esta escultura de bronce de un metro de altura fue donada a la ciudad e instalada de forma permanente en 1913. Se encuentra en el Paseo de Langelinie, algo alejada del centro, pero su entorno y simbolismo merecen una visita.



7. Visita la Fortaleza de Kastellet. Se encuentra a pocos metros de la Sirenita y es una de las fortificaciones mejor conservadas del norte de Europa. En ella encontrarás una iglesia, un molino de viento, varios monumentos y zonas verdes por las que pasear.





8. Entra en el Palacio de Amalienborg. Ubicado en la plaza del mismo nombre, es la residencia de invierno de la familia real danesa. Está compuesto por cuatro edificios, de los cuales dos (el Palacio de Moltke y el de Levetzau) están abiertos al público. Los días en que la reina está en el palacio se celebra el tradicional cambio de guardia a las 11:30, que dura aproximadamente una hora.



9. Visita la Iglesia de Mármol. Se encuentra frente al Palacio de Amalienborg y es una de las más importantes de Dinamarca. Su construcción, que dio comienzo en el año 1749 por orden del rey Federico V, se alargó casi 150 años debido a su elevado coste. Lo que más destaca de su arquitectura es su enorme cúpula, de 31 metros de diámetro, a la que se puede subir para apreciar una buena panorámica de Copenhague.





10. Visita el Castillo de Rosenborg. Construido como residencia de verano de la familia real a principios del siglo XVII, alberga la exposición más completa sobre la monarquía del país, incluyendo coronas, joyas, uniformes... Uno de los grandes atractivos del Castillo, además de su arquitectura, son sus jardines abiertos al público desde 1770 y en los que, si el tiempo acompaña, resulta muy agradable pasear.





11. Visita el Museo Nacional de Dinamarca. Inaugurado en 1849, este museo se divide en cuatro plantas, abarcando la época prehistórica, la Edad Media, la cultura inuit o exposiciones de culturas extranjeras. Mención especial merece la zona dedicada a los vikingos, que incluye mapas interactivos y la réplica de un barco que hará las delicias de los amantes de esta cultura. El museo abre de martes a domingo de 10:00 a 17:00, siendo el precio de la entrada de 75 dkk para adultos (unos 10€) y gratis para los menores de 18 años.



12. Sube a la Torre Redonda, uno de los edificios más peculiares de Copenhague. Inaugurada en 1642, fue mandada construir por el rey Christian IV a modo de observatorio astronómico, ofreciendo hoy en día las mejores vistas de la ciudad. Algo que destaca de su arquitectura es que, en lugar de escaleras, posee una rampa empedrada de 209 metros con forma de caracol, ¿la razón? al ser un obervatorio, la rampa permitía trasladar el material de estudio a las alturas con mayor facilidad.





13. Cruza la frontera de Christiania, el barrio más peculiar de Copenhague. Esta antigua comuna hippie declaro su independencia del resto de Dinamarca a principios de los 70, aprovechando el abandono de unos terrenos en la zona de Christianshavn por parte del ejército danés. Aunque no es sitio de visita ''obligada'' puede ser curioso ir y dar una vuelta por sus mercadillos, muros con graffitis...Eso sí, evita ir de noche, pues no es una de las zonas más seguras de la ciudad.





14. Visita la Catedral de Roskilde. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad y en ella se encuentran la mayoría de tumbas de reyes daneses. Las conexiones entre Copenhague y Roskilde son bastante buenas...el trayecto dura menos de 30 minutos en tren y encontraremos varias frecuencias cada hora.



15. Haz una excursión a Malmö. La ciudad sueca se encuentra a sólo 40 km de Copenhague, por lo que visitarla es una buena opción para hacer una excursión de un día. Ambas ciudades están bien comunicadas tanto por tren (poco más de 30 min) como por autobús (la opción más económica), y dado el tamaño de Malmö, se puede visitar sus principales atracciones en sólo unas horas. En este post te cuento 10 cosas que ver y hacer en Malmö.





Ubicación de los sitios que ver en Copenhague



                                         

Consejos


  • Que el frío del invierno no te eche para atrás. Aunque las temperaturas puedan ser de varios grados bajo cero y las nevadas frecuentes, en esta época (sobre todo Navidad) la ciudad tiene un encanto especial.


  • La ciudad está muy bien comunicado tanto por tren, bus y ferry con otras ciudades europeas. Además de Malmö, combinar el viaje con una visita a Estocolmo, Oslo, Göteborg, Hamburgo o Berlín es una opción a tener en cuenta.


  • Encontrar alojamiento a buen precio es a veces complicado. Durante mi último viaje estuve en el Wake Up Copenhaguen, en Borgergade, y tanto la ubicación como la relación calidad precio fueron inmejorables. A 5 minutos andando de Nyhavn y Kongens Nitorv.


  • La gastronomía no es uno de los puntos fuertes de la ciudad, al menos a precios competitivos. Si queréis comer fuera y evitar hamburguesas, pizzas y restaurantes de fast food, preparad al menos 25€ por persona.


  • Aunque Copenhague tiene metro, funciona más bien como cercanías para ir a los alrededores (sólo las estaciones de Norreport y Kongens Nytorv están en el centro). Si queréis moveros en transporte público la mejor opción es el autobús


  • El Aeropuerto de Copenhague está muy bien comunicado con el centro de la ciudad mediante tren, metro y autobús. En cualquier caso el trayecto dura menos de 30 minutos y el precio no supera los 10€ al cambio.


  • La moneda es la corona danesa (aprox. 1€ = 7.45 coronas). Aunque encontraréis casas de cambio por toda la ciudad, normalmente los bancos ofrecen mejores tasas y comisiones más bajas.



  • Facebook
  • Instagram

@2020 - Todos los derechos reservados. Designed by Julián Rey