Zagreb: qué hacer en la capital de Croacia

El viaje en tren desde Ljubljana a Zagreb duraría unas 2 horas. Las conexiones entre ambas ciudades son bastante frecuentes, y el precio del billete suele rondar los 12€ para un trayecto de ida. Recuerdo la última vez que realicé este mismo viaje en tren...era el año 2010 y Croacia no estaba en la Unión Europea...por aquel entonces, el tiempo que el tren se detenía en la frontera era prácticamente el mismo que el que utilizaba para realizar el resto del trayecto, y varios policías subían armados al tren y realizaban un estricto control de pasaportes...incluso los equipajes podían ser minuciosamente revisados, y preguntas cómo ''por qué viajas al país'', o ''llevas tabaco, drogas o armas'' eran de lo más frecuentes.


Sin embargo, en esta ocasión, una chica de la policía fronteriza sería la que realizaría un chequeo que no duraría más de media hora...sin sellos en el pasaporte o preguntas suspicaces, llegaríamos a la estación central de Zagreb en torno a las 2 de la tarde.



Zagreb, Croacia,


Zagreb es, con algo más de 800.000 habitantes, la capital y ciudad más importante de Croacia. En general, el país puede ser considerado como el más turístico de la zona balcánica, sin embargo la mayoría de sus visitantes acuden a las playas de las principales ciudades del Adriático, como Dubrovnik, Zadar o Split, dejando a Zagreb en un segundo plano. No obstante, la ciudad es el centro económico, científico y cultural de toda Croacia, y sus numerosos parques, museos, galerías de arte y un cuidado centro histórico, muy monumental, hacen de este un destino atractivo para el viajero.


Una de las cosas que más me gustó de Zagreb es la ubicación de su estación central, en pleno centro de la ciudad...al salir, nos encontramos de frente con la estatua de Kralja Tomislava, el primer rey del país, así como con el extenso parque del mismo nombre. El tiempo amenazaba con lluvias, pues a pesar de que el cielo estaba parcialmente soleado, se oían a lo lejos los truenos que avecinaban una tormenta de verano. De esta forma, continuaría mi camino a través del parque, visitando el