Nairobi: qué hacer en la capital de Kenia

Tras una larga espera de casi un día en el Aeropuerto de Adís Abeba, abandonaría Etiopía rumbo a Nairobi, capital de Kenia y próxima parada de mi periplo por el África Oriental.


Con una población que supera los 3 millones de habitantes, Nairobi es una de las ciudades más importantes de África...y no sólo a nivel demográfico...también a nivel político, económico, social y cultural, siendo sede de multitud de empresas y organismos...que unido al creciente auge del turismo, han hecho de Nairobi una de las capitales más prósperas del continente.


Al llegar al Aeropuerto de Nairobi, tras un vuelo de dos horas de duración, tomaría un taxi hacia las afueras de la ciudad, donde se encontraba el apartamento que había alquilado horas antes por Internet. Dado que el precio de los hoteles me parecía excesivamente caro, y que apenas encontré ningún hostel o albergue juvenil, la opción del apartamento me pareció la mejor, pues además de precios muy razonables, pensé que tras una semana ''a la aventura'' en Etiopía, algo de privacidad me vendría bastante bien.



Kenya, Nairobi, Langata,


Lo primero que me llamó la atención de Nairobi fueron sus extremas medidas de seguridad. En la carretera que unía la ciudad con el aeropuerto atravesamos 2 controles militares en los que revisaron de arriba a abajo el vehículo, incluidos los bajos, el maletero...al tiempo que un soldado nos apuntaba con su arma, algo que se repetiría a lo largo de mi estancia en la ciudad en centros comerciales, edificios públicos...incluso para acceder a algunas plazas y calles del centro había que pasar por detectores de metales similares a los de los aeropuertos, mostrando continuamente la documentación y siendo preguntado en varias ocasiones por los motivos de mi viaje.