Mascate, un día en la capital de Omán

Con una población cercana a los 800.000 habitantas y situada en la costa del Mar Árábigo, en pleno Golfo de Omán, se encuentra Mascate, la capital del país...una de las ciudades más antiguas y a mi modo de ver, más interesantes de Oriente Medio.


Antigua posesión persa, portuguesa, turca y hasta española, la historia de Mascate se ha desarrollado en torno a su puerto e importante posición geográfica, a mitad de camino entre los países del Golfo Pérsico, Irán, la India y el África Oriental, y aunque actualmente su economía se base en las reservas de gas y petróleo, el país ha sabido mantener un equilibrio entre modernidad y tradición, combinando nuevas infraestructuras con el encanto de una ciudad milenaria.



Mascate, Omán,


Mi excursión de un día a Omán comenzaría a primera hora de la mañana, como no podía ser de otra forma, en el pequeño pero coqueto Aeropuerto Internacional de Mascate, tras un vuelo de 45 minutos desde Dubai. 


Allí mismo tramitaría mi visado de entrada al país, previo pago de 20 riales omaníes (unos 45€), y me haría con un mapa de la ciudad, para descubrir que Mascate se divide principalmente en 3 zonas: Qurm, de carácter residencial, Ruwi, más bulliciosa y comercial, y Mutrah, la más interesante, donde se encuentran la mayoría de atracciones y lugares históricos de la ciudad.


Pero antes de dirigirme al centro histórico de Mascate, debía hacer una parada a mitad de camino entre la ciudad y el aeropuerto para visitar uno de los lugares más representativos de la capital, la Gran Mezquita del Sultán Qaboos, inaugurada en el añ