Bangkok: qué hacer en la capital de Tailandia

En los últimos años he tenido la oportunidad de visitar Bangkok, una de esas ciudades marcadas en rojo en los mapas de cualquier viajero: templos, mercados, rascacielos, gastronomía, vida nocturna...son algunos los atractivos de una ciudad considerada por muchos como la capital del sudeste asiático, y una de los lugares más vibrantes del continente.


Aunque Bangkok es una ciudad para disfrutarla sin prisa, voy a tratar de resumir qué no podéis perderos en un viaje de 3 días, tiempo suficiente para conocer la esencia de la ciudad.



Bangkok, Thailandia,


El primer punto de referencia que podemos tomar en Bangkok es el Chao Praya, río que atraviesa la ciudad y por el que transitan numerosos barcos con los que llegar a las principales atracciones de Bangkok, como el Gran Palacio Real, un complejo construido a finales del siglo XVIII y que durante casi 200 años fue la residencia oficial de los reyes del país. 


Una visita que sin duda merece la pena, pues sus templos, como el Wat Phra Kaew, esculturas (entre las que destaca el buda de esmeralda), jardines y diversas estancias, bien parecen sacadas de un cuento. El precio de la entrada es de 400 bath (10 euros) y el horario de visitas, de 8:30 a 15:30, por lo que puede ser una buena visita para comenzar la mañana. 

Es un lugar al que os recomiendo ir temprano, pues dado que es uno de los puntos más turísticos de la ciudad, y que cierra por las tardes, las colas que se forman para entrar pueden llegar a ser importantes.