Astana: la ciudad más rica de Asia Central

Tras un vuelo de 1 hora y 40 minutos desde Almaty, aterrizaría en el moderno Aeropuerto de Astana, la capital del país. Como venía de realizar un vuelo interno no tuve que hacer ningún trámite de inmigración, y en menos de 10 minutos ya estaba esperando al conductor que me llevaría al centro de la capital kazaja.


Lo primero que se aprecia al llegar a Astana es que estamos ante una ciudad prácticamente nueva, en la que el presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev (en el poder desde la propia fundación del país) ha diseñado a su antojo una ciudad futurista, con rascacielos, numerosos centros comerciales, teatros, salas de congresos y palacios que me hicieron recordar los pomposos edificios de Dubai...pero con una diferencia, y es que aquel día las temperaturas en Astana habían descendido hasta los -12º.



Astana, Kazajstán,


Tras hacer el check in en el Kapsula Hotel, al que sin duda recomiendo ir (nuevo, económico, y un trato excelente por parte del personal, que hasta me devolvió el dinero de una noche extra que cancelé sin ni siquiera pedirlo) salí a recorrer una Astana en la que ya comenzaba a anochecer. 


A unos 15 minutos de paseo, y tras pasar por la Ópera (que a pesar de su estilo clásico, fue inaugurada en el año 2010) llegaría a uno de los centros comerciales más originales que he visitado, el Khan Shatyr, con forma de yurta gigante, que además de todo tipo de tiendas y restaurantes posee una playa artificial, donde la gente puede pasearse en bañador y hasta disfrutar del sonido de las olas mientras en el exterior las temperaturas son invernales. Todo aquello volvió a recordarme a Dubai, donde es posible encontrar un centro comercial con nieve y pista d