8 ciudades que visitar en Bélgica


Si estás pensando en hacer un viaje a Bélgica, no te pierdas este post! Te voy a dejar los 8 destinos más interesantes del país, incluyendo su capital, ciudades históricas y algún pueblo pintoresco que parece sacado de un cuento.






Bruselas


Si haces un viaje a Bélgica no puedes perderte su capital. Además de ser la puerta de entrada de buena parte de los visitantes que acuden al país, es una ciudad que tiene atractivos suficientes para dedicarle 2-3 días de viaje.


Además de la Grand Place, su centro neurálgico y una de las plazas más bonitas de Europa, son visita obligada el Manneken Pis, el Palacio Real, el Parque del Cincuentenario, la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula, alguna de las casas principales del arquitecto Víctor Horta (declaradas Patrimonio de la Humanidad) o el Atomium, su estructura más representativa.






Brujas


A una hora de tren desde Bruselas se encuentra Brujas, una de las ciudades medievales mejor conservadas y más bonitas de Europa. Aunque hay sitios concretos que no puedes perderte, como la Plaza Mayor y su Campanario, la Catedral, la Basílica de la Santa Sangre o el muelle de Rozenhoedkaai, lo mejor de Brujas es perderse por sus calles y canales sin rumbo fijo, pues realmente es una ciudad de cuento.


Dado su tamaño, es una ciudad que puede visitarse perfectamente en un día y en la que podemos movernos a pie por sus principales atracciones, aunque si tenéis tiempo no descartaría pasar una noche en ella...es sin duda el destino más atractivo del país.






Gante


A pesar de que a nivel turístico esté a la sombra de Brujas, Gante es una de mis ciudades favoritas de Bélgica y a buen seguro uno de los destinos que no puedes perderte en tu viaje por el país. Está a solo 30 minutos en tren de Bruselas y las frecuencias son prácticamente continuas. Una vez en la ciudad, no puedes perderte su Castillo, uno de los mejor conservados de Europa, así como la Catedral de San Bavón, su Campanario pricipal, el Ayuntamiento, la plaza Korenmarkt o la zona del muelle de Graslei.






Amberes


Situada a sólo 15 Km de la frontera con los Países Bajos, Amberes es la ciudad más importante del norte de Bélgica, y aunque no suele estar incluida en las rutas turísticas más habituales, su visita nunca suele decepcionar. Se encuentra a 40 minutos en tren de Bruselas (siendo una de las paradas de la línea Bruselas - Ámsterdam) y entre sus principales atractivos destacan la plaza de Grote Markt, el Castillo Steen, el Museo de Rubens en la que fue su casa taller, o el Puente de Bonifacio, uno de los puntos más fotogénicos de la ciudad.


Como curiosidad, en Amberes os encontrareis con el segundo puerto más importante de Europa y uno de los de mayor tráfico a nivel mundial.






Lieja


Situada en la parte oriental del país, muy cerca de las fronteras de Alemania y Países Bajos, Lieja es la quinta ciudad más poblada de Bélgica, y en muchas ocasiones, la gran olvidada a nivel turístico. Es cierto que no tiene el encanto de Brujas o Gante, pero sigue teniendo lugares interesantes como la Catedral de San Pablo, el barrio de L'Otremeuse (ubicado en una isla sobre el río Mosa), la Colegiata Saint-Barthélemy, la escalera de la Montagne de Bueren, con sus 374 peldaños, o la Plaza del Mercado.






Namur


Ubicada a una hora en tren de Bruselas, Namur es una de esas ciudades con encanto que, dado su tamaño, se puede visitar perfectamente en 4 - 5 horas en una excursión de medio día desde Bruselas.


Su principal atractivo es la Ciudadela, desde la que se obtienen las mejores vistas de la ciudad, así como la Iglesia barroca de Saint-Loup, la Catedral de Saint-Aubain, el Campanario de Saint Jacques o el Puente de Jambes.






Dinant

A media hora en tren en dirección sur desde Namur (hora y media desde Bruselas), se encuentra Dinant, una de las localidades más bonitas de Bélgica, gracias a su ubicación a entre el río Mosa y los macizos rocosos de sus alrededores.


Al igual que en Namur, es imprescindible visitar su Ciudadela, a la que es posible acceder en teleférico, así como la Iglesia gótica de la Colegiata de Nuestra Señora, o la Grotte de la Merveilleuse, considerada una de las cuevas más bonitas de Bélgica, repleta de estalactitas y pequeñas cascadas.


Como curiosidad, en Dinant nació Adolphe Sax, el inventor del saxofón, por lo que veréis multitud de referencias a este instrumento a lo largo de la ciudad.






Tournai


Con cerca de 70.000 habitantes, y a menos de 10 km de la frontera con Francia, Tournai es una de las ciudades más antiguas y con más historia de Bélgica, gracias a la importancia económica y cultural que adquirió durante la época del Condado de Flandes.


A nivel turístico, lo más reseñable es la Catedral de Notre-Dame de Torunai, así como el Campanario principal, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Una buena opción es visitar también la ciudad francesa de Lille, cuarta más importante del país, a la que es posible llegar en menos de media hora mediante transporte público.






Ubicación de los sitios que ver en Bélgica



  • Facebook
  • Instagram

@2020 - Todos los derechos reservados. Designed by Julián Rey