25 cosas que ver y hacer en Moscú


Si estáis pensando en visitar Moscú, os dejo este post con 25 cosas que ver y hacer en la capital de Rusia, una de mis ciudades favoritas y a buen seguro una de las más interesantes del mundo.


Desde pasear por la monumental Plaza Roja hasta visitar sus iglesias declaradas Patrimonio de la Humanidad, estas son las actividades que os recomiendo hacer en una visita de 3 - 4 días a la ciudad:





1. Pasea por la Plaza Roja, una de las más monumentales del mundo. Su acceso es gratuito y es sin duda el centro neurálgico de la ciudad.


2. Visita la Catedral de San Basilio, uno de los lugares más simbólicos de Rusia. Aunque lo que más llama la atención son sus cúpulas exteriores, no te pierdas el interior. La entrada cuesta 700 rublos (unos 9€) y la decoración de sus estancias no te dejará indiferente.





3. No te pierdas detalle de la Torre Spasskaya, la más importante del Kremlin. Su reloj, de 6 metros de diámetro, marca la hora oficial de Moscú, y su iluminación nocturna hace que sea una de las postales más bonitas de la ciudad.



4. Recorre el interior del Kremlin. En él encontrarás palacios, catedrales, monumentos como la Campana del Zar o museos como el de la Armería, uno de los más importantes de Moscú. A través de este enlace podrás comprar online los distintos tipos de entradas.





5. Pasea por los Grandes Almacenes GUM, el centro comercial más lujoso de Rusia. Construido en la época zarista, se asemeja más a un palacio que a unos grandes almacenes. Aunque los precios de la mayoría de sus tiendas sean prohibitivos, pasear por sus galerías es toda una experiencia.





6. Visita el Museo Estatal de Historia. Ubicado en uno de los edificios más imponentes de la Plaza Roja, alberga la colección más completa de reliquias, manuscritos y obras de arte de la historia de Rusia, desde sus primeros pobladores hasta la actualidad.



7. Entra en la Catedral de Kazán. Este templo, de característicos tonos pastel, es una reconstrucción del original, ya que fue derribado por Stalin en 1936. Su entrada es gratuita y se sitúa en la entrada noreste de la Plaza, entre los almacenes GUM y el Museo Estatal de Historia.





8. Visita el Mausoleo de Lenin. Aunque el acceso es gratuito tiene un horario algo restringido, pues abre de 10:00 a 13:00 los martes, miércoles, jueves y sábados. Mi recomendación es que vayáis a primera hora para evitar colas y sigáis las indicaciones del personal de seguridad, pues son bastante estrictos. Como curiosidad, fijaos al abandonar el Mausoleo como entre este y el Kremlin hay un cementerio con las tumbas de algunas de las personalidades más importantes de la URSS, como Stalin, Kalinin, Brézhnev o Yuri Gagarin.



9. Pasea por los Jardines de Alejandro. Se encuentran junto a la Plaza Roja, justo detrás del Museo Estatal de Historia, y si el tiempo acompaña, es uno de los lugares más agradables por los que pasear en Moscú. En ellos encontraréis, además de zonas verdes, cafeterías, un centro comercial y monumentos como el dedicado al General Zhukov o la Tumba del soldado desconocido





10. Camina hasta el Teatro Bolshoi, uno de los más importantes del mundo. Lo encontraréis a menos de 10 minutos de paseo desde la Plaza Roja, junto a la estación de metro Teatralnaya. Para visitar el interior, podéis hacerlo de dos formas: comprando una entrada para alguna de sus representaciones (a través de su web oficial) o bien haciendo una visita guiada. El propio teatro realiza tours en inglés los lunes, miércoles y viernes por 1300 rublos (18€), y si queréis contratar una visita privada con guía en español, podéis hacerlo a través de GetYourGuide.





11. Visita el Museo Pushkin. Cuenta con la colección de arte europeo más importante de Rusia, después de la del Hermitage de San Petersburgo, incluyendo obras de autores como Van Gogh, Rembrandt o Renoir. Se encuentra a solo 15 minutos de paseo del Kremlin, junto a la estación de metro de Kropotkinskaya, y la entrada cuesta 400 rublos (unos 5'50€). Podéis consultar su página web aquí.



12. Admira la Catedral del Cristo Salvador, la iglesia ortodoxa más alta del mundo. Al igual que la Catedral de Kazán, la del Cristo Salvador fue destruida en los años 30 por orden de Stalin, sin embargo, a finales de los años 80 se inició su reconstrucción en base a los planos originales, siendo hoy es uno de los lugares más emblemáticos de Moscú.





13. Visita la Galería Tretiakov, el museo de bellas artes rusas más importante del mundo. Se encuentra junto a la estación de metro Tretyakovskaya, a unos 20 minutos de paseo del Kremlin. Su colección alcanza las 130.000 obras de autores como Aivazovsky, Súrikov, Kiprenski o Serov. En este enlace podéis consultar en español sus horarios, exposiciones, y compra de tickets.



14. Encuentra el Monumento a Pedro el Grande, uno de los más controvertidos de Moscú. Ubicado en la confluencia del río Moscova y el canal de Vodotvodny, este monumento de 98 metros de altura y 1000 toneladas fue construido en 1997 para conmemorar el 300 aniversario de la armada rusa, fundada por el zar. Sin embargo, se dice que realmente fue diseñado para conmemorar el 500 aniversario del viaje de Colón a América, y ante la falta de compradores, se vieron obligados a darle una temática rusa y emplazarlo en el centro de Moscú...en cualquier caso, una de los monumentos más peculiares de la ciudad.





15. Pasea por el Parque Gorki, el más importante de Moscú. En sus más de 100 hectáreas encontrarás zonas verdes, lagos y cafeterías en las que tomar algo a buen precio. Se encuentra a 2 km al sur del Kremlin, a orillas del río Moscova y junto a la estación de metro Park Kultury.



16. Recorre el Monasterio de Novodévichi, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se encuentra al suroeste de la ciudad, cerca de la estación de metro Sportivnaya, y es una de las grandes obras del barroco ruso. El horario de visitas es de 9:00 a 17:00 y el precio de la entrada, con derecho a hacer fotografías, es de 400 rublos (5,50€). Justo al lado del Monasterio se encuentra el cementerio que, con el mismo nombre, es considerado el más importante de la ciudad.





17. Pasea hasta el Estadio de Luzhniki. A 20 minutos caminando desde el Monasterio de Novodévichi se encuentra el Estadio más grande de Rusia, el Luzhniki, con capacidad para para 81.000 espectadores. Entre otros eventos, ha sido sede principal de los Juegos Olímpicos de 1980 y del Mundial de fútbol de 2018. Una visita obligada para todos los amantes del deporte.



18. Encuentra las Siete hermanas. Así es como se denomina a los siete rascacielos mandados construir por Stalin entre los años 40 y 50, en estilos gótico y barroco ruso, que a día de hoy siguen protagonizando el skyline de Moscú. De entre ellos, los que más destacan son la Universidad Estatal de Moscú, el Hotel Ucrania (en su día el más alto del mundo) o el Ministerio de Asuntos Exteriores.





19. Visita el Museo de la Gran Guerra Patria, una visita ineludible para los amantes de la historia y curiosos de la 2º Guerra Mundial. Se encuentra junto al Parque de la Victoria y la estación de metro Park Pobedy, y en él encontraréis exposiciones sobre armas, equipo militar, homenajes a personajes ilustres y hasta recreaciones en 3-D de algunas batallas. Abre todos los días a excepción del lunes de 10:00 a 19:00 y el precio de la entrada es de 350 rublos (5€).



20. Sube a un rascacielos del Centro Internacional de Negocios. El nuevo centro financiero de Moscú, conocido como Moscow City, es un complejo de rascacielos futuristas que nada tienen que envidiar a los de ciudades como Nueva York, Dubai o Hong Kong. Para que os hagáis una idea, 6 de los 10 rascacielos más altos de Europa se encuentran en este complejo, y muchos de ellos cuentan con un observatorio desde el que podéis disfrutar de una vista increíble de la ciudad.


La última vez que estuve en Moscú subí al de la Torre Imperia (por 540 rublos, unos 7,50€), aunque también podéis subir al de las Torres OKO (con el observatorio más alto al aire libre), o al de la Torre de la Federación, con vistas panorámicas de 360º.




21. Pasea por Arbat, la calle peatonal más famosa de Moscú. En ella encontrarás tiendas de souvenirs, restaurantes, cafeterías y dibujantes haciendo caricaturas. Un lugar acogedor en comparación con las grandes avenidas de los alrededores e ideal para tomar algo y comprar algún recuerdo de nuestro viaje.



22. Recorre el Metro de Moscú. Más allá de ser el medio de transporte más recomendable para moverse por la ciudad, algunas de sus estaciones merecen ser visitadas expresamente, pues parecen verdaderos museos. De las casi 200 estaciones con las que cuenta la red, algunas de las más bellas son las de la línea 5, en concreto las de Komsomólskaya, Tagánskaya, Kievskaya o Prospekt Mira...pero hay muchas más. Mi consejo es que os perdáis por ellas y disfrutéis de su arquitectura.





23. Aprende algo nuevo en el Museo de la Cosmonáutica, dedicado a la exploración espacial de la Unión Soviética. La entrada al museo cuesta 250 rublos (3,5€) y está abierto todos los días a excepción del lunes. Para llegar la mejor opción es tomar la línea 6 del metro hasta la estación VDNKh.



24. Visita el Parque de Koloménskaya. En él encontrarás la Iglesia de la Ascensión, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Palacio de Verano del zar Alekséi Mijáilovich y una vista excelente del río Moscova. Para llegar tenéis que tomar el metro hasta la estación de Koloménskaya y caminar 20 minutos en dirección sur. Aunque está algo retirado del centro de la ciudad, es una visita que merece la pena.





25. Disfruta de la gastronomía rusa. No os vayáis de Moscú sin disfrutar de su excelente gastronomía. A pesar de que la ciudad tiene la fama de ser cara, es fácil encontrar restaurantes en los que un menú os saldrá por 8 - 10€ al cambio. Mi favorito es la cadena de restaurantes Mu-Mu, de tipo self service, en el que encontraréis todo tipo de platos rusos a precios asequibles. No olvidéis probar los pelmieni, la ensalada olivier (auténtica ensaladilla rusa), la sopa borsch, los blinis (similares a los creps) o el shashlik, unas brochetas de carne marinada.


Además, en Moscú encontraréis todo tipo de restaurantes internacionales, muchos de ellos de países vecinos como Georgia, Armenia, Azerbaiyán, Uzbekistan...las opciones son variadas y para todos los gustos.






Ubicación de los sitios que ver en Moscú



Y recordad, si estáis planeando vuestro viaje a Rusia y necesitáis ayuda con el visado podéis echar un vistazo a mi artículo sobre cómo conseguir el visado turístico ruso.


¡Hasta pronto viajeros!


  • Facebook
  • Instagram

@2020 - Todos los derechos reservados. Designed by Julián Rey