20 cosas que ver y hacer en Roma

Roma es sin duda una de las ciudades más bonitas de Europa y uno de los principales destinos turísticos del mundo. Sus más de 3000 años de historia hacen que sus calles sean un verdadero museo al aire libre, en las que podemos encontrar atractivos para todo tipo de viajeros.


Si estás planeando un viaje a la capital de Italia, ¡no te pierdas este post! Roma es una ciudad en la que hay mil cosas que hacer, pero aquí te dejo las 20 que considero fundamentales:




1. Visita el Coliseo, símbolo de Roma y una de las siete maravillas del mundo. Para llegar desde el centro puedes hacerlo andando, pero si quieres usar el transporte público la mejor opción es el metro (estación Colosseo) o el tranvía número 3. El precio de la entrada general es de 12€ en taquilla, siendo recomendable ir a primera hora ya que las colas que se forman son considerables.





2. Pasea por el Foro Romano, otro de los lugares con más historia de la ciudad al albergar numerosos templos, monumentos o edificios gubernamentales de la antigua Roma. Para acceder puedes utilizar la misma entrada que al Coliseo (es una entrada conjunta que incluye Coliseo, Foro Romano y Monte Palatino).





3. Recorre el Circo Máximo, el lugar donde se realizaban las carreras de carros en la Antigua Roma. Es un lugar mucho menos visitado que el Coliseo o el Foro Romano, pero si te gusta la historia, es una visita que merece la pena. Se encuentra a unos 10 minutos caminando en dirección sur desde el Coliseo y la entrada es gratuita.


4. Encuentra la Boca de la Verdad. Esta máscara de mármol, dedicada al Dios del Mar, se encuentra en la Iglesia de Santa María de Cosmedín, entre el Circo Máximo y el río Tíber. El precio de la entrada es de 2€ y el horario de visitas de 9:30 de la mañana a 17:50 de la tarde.





5. Da una vuelta por Trastevere, uno de los barrios más bohemios de Roma. En él no puedes perderte la Plaza de Santa María in Trastevere, la basílica con el mismo nombre, las vistas desde la colina de Gianicolo o el Palacete de Villa Farnesina.


6. Visita la Isla Tiberina, una de las zonas con más encanto de Roma y mucho menos turística en comparación a los lugares más populares del centro histórico. Se encuentra en pleno centro, a un paso del Trastevere, y mi consejo es que la visites a media tarde accediendo a través del Puente Fabricio, desde el que disfrutarás de unas vistas excelentes.


7. Admira el Monumento a Víctor Manuel II, ubicado en la Plaza Venecia, en el que se encuentra la Tumba del Soldado Desconocido y el Museo del Risorgimento italiano. Su particular construcción en mármol blanco hace que, tanto al amanecer como al atardecer, sea uno de los monumentos más fotogénicos de la ciudad.





8. No te pierdas la Columna de Trajano, monumento que narra con sus relieves las hazañas de este Emperador en la conquista de Dacia. El monumento, construido en el año 113, alcanza los 38 metros de altura (incluyendo el pedestal) y está compuesto por hasta 18 bloques de mármol de Carrara cuyo peso supera las 40 toneladas.


9. Visita el Panteón, seguramente la obra arquitectónica mejor conservada de la Antigua Roma. Además de ser una obra maestra de la arquitectura, en él encontrarás las tumbas de numerosos reyes y artistas italianos. Abre de lunes a sábados de 8:30 a 19:30 y los domingos de 9:00 a 18:00, siendo la entrada gratuita.


10. Lanza una moneda a la Fontana di Trevi, una de las fuentes más bonitas del mundo. Mi consejo es que la visites tanto durante el día como al anochecer, ya que en ambos momentos tiene una luz única.





11. Pasea por la Plaza Navona, posiblemente la más bonita de Roma, y no te pierdas detalle de sus tres fuentes, la Fontana dei Quattro Fiumi, la Fontana del Moro y la Fontana del Nettuno.


12. Cruza el Puente Sant'angelo y visita el Castillo, otra de las construcciones más características de Roma. Se encuentra a un paso del Vaticano (nuestra próxima visita) y, con sus casi 2000 años de antigüedad, ha sido mausoleo de emperadores, fortaleza, prisión, residencia papal y museo.





13. Visita el Vaticano y recorre la Plaza de San Pedro. No puedes irte de Roma sin visitar esta ciudad-estado que constituye la sede de la iglesia católica. Su arquitectura, historia y monumentalidad hacen que sea una de las visitas imprescindibles en la ciudad.


14. Sube al mirador de la Basílica de San Pedro. Aunque te costará lo suyo subir todas las escaleras y el último tramo no es del todo apto para claustrofóbicos, disfrutarás sin ninguna duda de la mejor panorámica de Roma.





15. Admira los Museos Vaticanos, uno de los más importantes del mundo, y no te pierdas la Capilla Sixtina. Aunque la entrada standar cuesta 17€ (8€ para niños y estudiantes de hasta 26 años), es una visita imprescindible a la que tendrás que dedicar al menos medio día.


16. Siéntate en las escaleras de la Plaza de España, una de las postales más típicas de Roma. Además de la escalinata, en la plaza destacan la Fuente de la Barcaccia, la Columna de la Inmaculada Concepción o el Palacio de España.