• Facebook
  • Instagram

@2020 - Todos los derechos reservados. Designed by Julián Rey

15 cosas que ver y hacer en Berlín

Berlín es una de las ciudades más interesantes de Europa. Desde la Isla de los Museos a sus distintos memoriales, pasando por los restos del Muro de Berlín, la Avenida Unter den Linden o la Puerta de Brandenburgo, la capital de Alemania es una ciudad vibrante, multicultural, llena de contrastes y en la que han dado lugar algunos de los acontecimientos más importantes del siglo XX en Europa.


Si estás pensando en viajar a Berlín, te dejo un listado con mis 15 cosas imprescindibles que ver y hacer en la ciudad:





1. Visita la Puerta de Brandenburgo, centro neurálgico y símbolo de Berlín. Algo que recomiendo es visitarla al anochecer, cuando la iluminación hace que se convierta en un lugar todavía más fotogénico. 





2. Entra al edificio del Reichstag, a escasos metros de la Puerta de Brandenburgo. El edificio del Parlamento alemán es una de las visitas más características de la ciudad. Uno de sus elementos más peculiares es la cúpula de cristal diseñada por el arquitecto Norman Foster, a la que es posible acceder. La visita es gratuita, sin embargo es necesario realizar una reserva con antelación a través de la web del Parlamento.





3. Camina por la avenida Unter den Linden, la más importante de la ciudad. Conecta la Puerta de Brandenburgo con el Puente del Castillo (Schlossbrücke) a través de un bulevar en el que encontramos alguno de los edificios más representativos de Berlín (el Hotel Adlon, la Nueva Guardia...), así como numerosas tiendas, restaurantes y puntos de interés (Bebelplatz).



4. Recorre Bebelplatz, una de las plazas más simbólicas de Berlín. Además de albergar la Ópera de la ciudad, la Catedral de Santa Eduvigis o la Universidad de Humboldt, en ella se realizó la quema de libros del 10 de mayo de 1933 por parte de los nazis, en la que destruyeron miles de ejemplares de autores como Karl Marx o Sigmon Freud. En el centro de la plaza se encuentra un monumento en memoria de aquel acto, consistente en una losa de cristal a través de la cual podemos ver una estantería vacía.



5. Visita la Catedral de Berlín. Construida en 1905 y restaurada tras los bombardeos de la 2º Guerra Mundial, el Berliner Dom es uno de los edificios religiosos más representativos de la capital alemana. Residencia del obispo metropolitano de Berlín, el edificio sorprende por su cúpula, a la que es posible acceder, y desde la que podréis disfrutar de unas vistas fantásticas del centro de la ciudad.





6. Pasea por Alexanderplatz, otra de las plazas importantes de Berlín. En ella encontrarás el reloj mundial, en el que se muestra la hora de ciudades ubicadas a lo largo de los 24 husos horarios, y en caso de que visitéis Berlín en diciembre, su mercado de Navidad.



7. Visita la Torre de Televisión. Sus 368 metros le hacen la estructura más alta de Alemania. Fue construida en 1969 como símbolo del poder del Berlín Oriental hacia el mundo capitalista, y lo cierto es que es un lugar que impresiona. El precio de la entrada es de 12€, siendo recomendable acudir a primera hora (abre a las 9:00 de la mañana de marzo a octubre y a las 10:00 de noviembre a febrero) para evitar las colas que se forman en la entrada. Desde el restaurante giratorio de su cúpula disfrutarás de las mejores vistas de la ciudad.



8. Recorre los restos del Muro de Berlín. A pesar de su caída el 9 de noviembre de 1989, todavía hoy pueden verse algunos de los restos de la estructura que dividiría las dos alemanias durante casi 30 años. El mejor punto para hacerlo es a lo largo de la East Side Gallery, en la que varios artistas han plasmado su obra a lo largo de más de 1 Km de muro.




9. Visita la Isla de los Museos. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, esta pequeña isla ubicada en el Río Spree alberga algunos de los museos más importantes del país, como el Museo de Pérgamo, el Museo Antiguo, o el Bode. Una visita imprescindible para los amantes del arte, que disfrutarán de una de las mayores concentraciones de museos del mundo.



10. Pasea por el Monumento al Holocausto. Ubicado a unos 300 metros de la Puerta de Brandenburgo, consiste en una superficie con 2711 bloques de hormigón de diferentes alturas, que transmiten al visitante que las recorre la sensación de agobio, incomodidad y confusión en memoria de uno de los momentos más grises de la historia. 




11. Cruza el Checkpoint Charlie, antiguo puesto fronterizo durante la Guerra fría entre el Berlín este y oeste. En él podrás ver la réplica del cartel en el que advierten al visitante que está abandonando el sector ruso o americano, las banderas, o las fotografías de soldados con las vestimentas de los ejércitos allí presentes nos harán retroceder décadas en el tiempo. 



12. Pasea por Gendarmenmarkt, la plaza más bonita de Berlín. En ella, además de la sala de conciertos de Konzerthaus, se encuentran dos catedrales con cúpulas gemelas: la Catedral Alemana y la Catedral Francesa, cuyo parecido es tal que podemos llegar a confundirlas. Si tenéis la suerte de venir en Navidad, Gendarmenmarkt es otro de los lugares con mercado tradicional.





13. Visita la Iglesia Kaiser Wihelm. Conocida como Iglesia de la Memoria, este peculiar templo saltó a la fama tras la 2º Guerra Mundial, cuando su cúpula quedó prácticamente destrozada a causa de los bombardeos. Aunque en principio se planteó derribarla, un grupo de berlineses propuso dejarla en pie como recordatorio de las atrocidades que puede causar la guerra, convirtiéndose en uno de los símbolos de la ciudad.



14. Pasea por el Palacio de Charlottenburg. Construido a finales del siglo XVII en estilo barroco, fue residencia de verano de la familia real prusiana, y a día de hoy es el palacio más importante y de mayor tamaño de Berlín. Mención especial merecen sus jardines, de gran belleza y a los que se puede entrar de forma gratuita.



15. Visita el Estadio Olímpico, sede de los Juegos de Berlín en 1936. Con capacidad para algo más de 76.000 espectadores, y actual sede del equipo de equipo de fútbol del Herta de Berlín, sus alrededores son aprovechados por los berlineses para caminar o practicar diversas actividades deportivas. Una visita distinta y muy recomendable para los aficionados al deporte.




                                                   


Ubicación de los sitios que ver en Berlín